Estimular el Sentido Genital, un pendiente con Brillant Savarin

sentidogenital2Entre las cosas particulares que me hacen agua la boca están el mango con sal, un buen chocolate y tu entrepierna, pensé alguna vez en decirle a alguien, pensamiento que terminó en cuestionamiento para definir este conjunto de ideas que me hacían salivar, recordar que el sentido del gusto no era suficiente para describir esta sensación estrechamente vinculada con mi sexualidad, porque podre parecer amargado, ensimismado, callado y hasta aburrido, pero frígido jamás.

Volviendo al inicio, ese paralelismo que siempre he sentido con lo sexual y el gusto por bebidas y alimentos, no lo pude encontrar mejor definido que por el excepcional sibarita Brillant Savarin quien nos da luces sobre un sexto sentido, el sentido genital en su obra Fisiología del Gusto “…, o sea el amor físico, que ambos sexos opuestos atrae…”(o sexos iguales, acotaría yo)“…teniendo por fin la propagación de la especie” (o el regocijo y placer).

En esta descripción Savarin también hace notar, el no haberse otorgado la importancia merecida a este sentido, llegándose a confundir con el tacto, “Sin embargo, nada de común tiene con el tacto la sensación que en dicho sentido reside. Radica en aparato tan completo como la boca o los ojos; y es raro que presentándose en cada sexo, todo lo necesario para experimentar esta sensación, se requiera además necesariamente, que ambos se junten a fin de conseguir el objeto de la naturaleza” por mi parte incluiría como observación, que no sólo ambos sexos se junten, sino al menos dos personas, incluyéndose igualmente, aparte del objeto reproductivo, también la búsqueda de experiencias placenteras las cuales considero parte de la naturaleza humana.

Encuentro justificación de este texto o post, en palabras que me inclinan a tomar responsabilidad ante tarea pendiente que dejó Brillant Savarin, quien dijo “demos en consecuencia á lo genital el sitio correspondiente, que no puede negársele, y confiemos en que nuestros descendientes le asignarán el rango debido.” Reflexiones hechas en el siglo XIX, 1825 específicamente, y que aún hoy resuena como eco del pasado. Por esto empecemos a exaltar lo sexual, que sublima cualquier experiencia cuando se quiere compartir, o incluso hasta buscar en la exploración individual, las recetas necesarias para que nos pongan en salsa otros.

Para empezar, se puede conseguir despertar este sexto sentido utilizando en sincronía boca y nariz.  Estudios consultados, concluyen que un producto como el vino, consumido con moderación, es un líquido que aupa la libido, es excelente vasodilatador, ayudando a una mejor circulación sanguínea, aportando al cuerpo algunas ventajas para el acto sexual, como una mejor erección o mejor respuesta del clítoris en las féminas.

Los genitales vienen recubiertos por tejidos más delgados que en otras partes del cuerpo, por eso bañarlos con el lento caer de un vino y saborear en tan delicado sitial este, se convierte en experiencia magnifica.

El pene, polla, güebo, o como se quiera llamar, puede absorber mejor el líquido siendo expuesto largo tiempo a este, refiriéndome al vino, que traspasa la delgada piel, quizás ayudando a entrar a las vías sanguíneas locales aumentando el vigor del miembro, haciendo de una buena felación un acto que concluirá en elevado placer para ambos. Los juegos con este elixir son incontables, aunque recomiendo una intima cata, invitando a la pareja a dejarse llevar y bañar en el regalo de uvas, de fría o templada temperatura, sus partes.

Cuando se es amante en etapa inicial, para renovar votos, para  tener sexo de reconciliación (de los mejores), sexo casual o ligero, recomendaría un vino blanco, por casi siempre ofrecer sabores frescos, colores que van entre amarillos, dorados y verdes que expresan renovación, naturaleza, libertad, jovialidad, así se viven esos primeros momentos de amoríos, esas ganas de empezar o esos momentos de olvidar errores rectificados. Siendo un poco osado, simular goldenshower con un dulce y dorado moscatel, va bien.

Un vino tinto cuando el comerse uno al otro es el objetivo, cuando la lengua se toma el tiempo necesario para recorrer todo recoveco, para luego dejar caer en copa, reflejos granates, rojos o purpuras, estimulando el acercamiento, olores de madera, húmedos, que se armonizan con el respirar que se agita, mientras se remoja hasta oscurecerse el miembro de compañero, terminando en una extendida sesión oral, que seguro deja sabor dulce, a fruto rojo, cafeto o cacao, quien sabe, mientras los gemidos, sudor y piel delatan infinito goce, adicionando que se impregna esa zona con propiedades antioxidantes y humectantes. Adoro el Tannat y Pinot Noir.

Para tocarse entre risas, palabras sucias, o cualquier jugueteo que reluzca esa parte infantil que aviva la alcoba, soy presto a utilizar un espumante, champagne o cava, el burbujeo constante en boca y las diminutas explosiones contra el pene, es trabajo sensitivo fino y sorprendente. Ambos seguramente se divertirán, entre el sonido efervescente, la respuesta festiva de la lengua y una polla, labios o clítoris acariciados por rosarios que no cuentan avemarías.

Las comidas son primordiales, por lo menos para mí, para el antes, durante y después de una buena cama, pero es tema que expondré en próxima entrega. Así que realizar actividades que animen la vida sexual, es labor que entregará incontables vivencias inolvidables, afinaran en consonancia los otros cinco sentidos y además se estará colaborando con el cumplimiento de una responsabilidad adquirida desde hace más de cien años, explorar lo genital asignando el rango de importancia que merece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s