Banco de Alimentos de Madrid, de uno comen diez

Maite García, jefe de Aprovisionamiento del Banco de Alimentos de Madrid

En un poco transitado pasillo, un stand no ofrece elaboradas bandejas, no engalana portal con piernas de jamón, ni llama a degustar nada. El Banco de Alimentos de Madrid tenía, en medio de este festín de bocados, inversionistas, empresarios de la alimentación del XXVI Salón de Gourmets, un espacio para la reflexión, “siempre hay alguien más que pueda alimentarse con lo que sobra en esta clase de eventos” afirma Maite García, jefa del departamento de Aprovisionamiento de la organización.

En una España que desperdicia una media de 163kgr de alimentos por persona, se presenta esta abanderada, quien desde sus funciones organizativas, lleva a diario una tarea voluntaria que pocos hacen, solo por la satisfacción de saberse eslabón en una cadena de actividades que tienen como último fin, regalar sustento a miles de personas que no pueden costearse regularmente comidas.

¿Cuál es el principal objetivo del Banco de Alimentos de Madrid?

–       Trabajamos bajo la premisa de: No desperdiciar comida. Es increíble la cantidad de alimentos que se tiran a diario en esta ciudad, no solo en las casas, me refiero a grandes cantidades de comida en mercados, ante esta situación, tratamos en lo posible de aprovechar estas “sobras” y poder repartirlas entre los más necesitados.

¿Cómo hacen esa repartición?

–       Nosotros actuamos como un puente entre organizaciones benéficas y empresas que dan sus aportes, entonces, nos encargamos de buscar o recibir alimentos, no dañados, y desde nuestro almacén lo repartimos entre las diferentes fundaciones repartidas por todo Madrid.

No atendemos directamente a las personas que solicitan ayuda, lo que hacemos, es preguntarles donde viven y los ponemos en contacto con la fundación más cercana y que haga su petición con ellos.

¿Qué campañas o eventos realizan para la recolección de alimentos?

–       Pues hace poco tuvimos la colaboración de las Juventudes Socialistas de Chamberí, quienes se acercaron a nuestra sede y entregaron varias cajas llenas de alimentos, pero uno de los eventos con más éxito y que nos ha dado mayor satisfacción ha sido Operación Kilo, donde tratamos de recolectar aquellos productos que casi siempre nos faltan, por no tener excedentes en muchas empresas, como: arroz, leche, legumbres, harinas. Además conversamos con las personas tratando de sensibilizarlas sobre el tema del hambre en la humanidad, y por mi parte, trato de solicitarles muchas legumbres que rinden más, es que con un kilo de granos comen 10 personas.

¿Quiénes participan en la labor diaria de recibir los insumos, ordenarlos, las tareas de almacén?

–       Ahora somos 170 voluntarios y dos personas fijas que son un jefe de almacén y una secretaria, por mi parte todos los días desde las 9:00am, empiezo a llamar a los proveedores, ordeno la distribución, y contamos con varios voluntarios que se prestan para ayudarnos a recibir y ordenar las mercancías, siempre se rotan funciones, pero bajo nuestra supervisión, el jefe de almacén y yo.

¿Además de donativos de alimentos, existen otras fuentes de ingresos?

–       Si, también aceptamos donativos en efectivo por medio de una cuenta bancaria, pero últimamente ofrecemos a empresas que quieran cumplir labor social, el apadrinar calles dentro de nuestro almacén, es decir, las empresas pagan por un año o lo que deseen, un monto para que su nombre aparezca en alguno de nuestros estantes, y como constantemente somos visitados por medios de comunicación, instituciones y centros educativos, pues es buena manera de darse a conocer.

¿Cómo abordan a la comunidad o a empresarios para que se avoquen a colaborar con ustedes?

–       A las personas tratamos de hacerlas reflexionar sobre la necesidad de muchos, que se beneficiarían con poco, con aquello que algunas veces les sobra, claro, esto no quiere decir que nos traigan alimentos en mal estado, sino que existe una gran cantidad de personas que no tienen acceso constante a comidas, en esto los eventos públicos y los medios de comunicación han sido buenos compañeros. Por otro lado, a los empresarios de la alimentación les es más rentable, porque se ahorran la destrucción productos  caducados, y al donar se les entrega un certificado, lo cual es mejor para ambas partes, por el tema de impuestos y responsabilidad social, y nosotros tenemos más que repartir.

Frederick Jiménez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s